En el post de hoy, vamos a tratar  la importancia de manipular alimentos, para muchas personas es, incluso, vital.

Cada día son más los individuos que por desgracia, para ellos y todo su entorno tienen algún tipo de alergia o intolerancia a algún tipo de alimento o sustancia.

Con el paso del tiempo nos vamos dando cuenta que en todas las familias hay algún miembro que no puede alimentarse como el resto de la misma, deben realizar comidas diferentes, tener mucho cuidado y precauciones a la hora de preparar los alimentos… aleccionar al resto de miembros como deben comportarse con la persona que sufre dicha alergia e intolerancia.

Muchas veces estas alergias aparecen en el individuo de una forma liviana, no por ello sin importancia, pero quizá se pueda controlar de una forma más simple, por ejemplo, alergia a alguna fruta o su piel (dejamos de comprar la fruta o la almacenamos aparte  y…en paz !!!)

Otras alergias están en los alimentos  «más ocultas», ahí es donde radica el mayor de los problemas, aunque muchos alimentos ya te indican que están libres de ciertas sustancias o qué incluyen las mismas,  un afectado o su entorno puede observarlo con facilidad pues está pendiente de ello, pero…¿y el resto de personas?

La mayor preocupación que tenemos son los niños, un adulto, conoce lo que puede comprar y en casa puede cocinar y comer, incluso a la hora de salir a algún restaurante, hotel… Pero, ¿un niño?, al niño le suelen manipular su alimentación en el entorno familiar, muchos de ellos, son bebes y muchos niños no saben dónde está el límite de sus alimentos «prohibidos».

Los padres, suelen llevar siempre las comidas hechas desde casa, incluso, los bocadillos o las meriendas  a cumpleaños donde les han invitado, por miedo, en primer lugar a la limpieza de los utensilios que… si no está bien hecha la citada limpieza, puede tener residuos de partículas del alimento «prohibido», los padres  están más tranquilos al llevarlo, pero…y ¿el niño?  ¿Se puede sentir diferente al resto? Por supuesto que sí, pero por eso debemos educarles en el problema que tienen, desde que detectan el problema y no hacerles sentirse diferentes, más bien implicarles en él  y enseñarles, hacerles responsables y darle mucha  importancia a los peligros que pueden correr si no cumplen con las normas que les hemos enseñado.

A la hora de manipular alimentos debemos tener mucho cuidado, la limpieza es la exigencia más importante en todos sus aspectos, una sartén  con residuos de huevo de una anterior comida realizada, puede ser mortal en una persona con niveles elevados de intolerancia al mismo. Un pequeño fallo puede ser  mortal.

Ahora bien, estas personas no tienen la oferta de  productos que deben adquirir para su alimentación de la misma forma que lo tienen el resto. Aunque hay muchas cadenas alimenticias que cada día tienen más productos para alérgicos o intolerantes, la escasez y su elevado precio es un gran problema, sobre todo para familias de bajos ingresos. Hay establecimientos que  sólo venden productos apropiados para cada caso concreto, dan mucha seguridad pero…aún así, siguen siendo productos caros.

Si nos centramos en los momentos de ocio o vacaciones también tenemos muchas alternativas, aunque a día de hoy aún son escasas, pero para nuestra tranquilidad el manipular alimentos es mucho más cuidadosa si vamos a hoteles o restaurantes aptos para intolerantes o alérgicos, aunque…seguro que muchas veces pensaremos si está bien manipulado o cocinado el alimento con la limpieza necesaria para la realización de nuestro guiso.

Bares y cafeterías especializadas en este tema están en pleno  apogeo, lo que sí nos preocupa es el encarecimiento de sus productos, pero… ¡A alguna parte deben ir estas personas sin miedo a intoxicarse o tener algún problema importante!.

Desde estas líneas, hacemos un llamamiento a estos establecimientos especializados: hoteles, cafeterías, restaurantes… para que su personal tenga mucho cuidado al manipular alimentos que pueden costar la vida a muchas personas, por favor, mucho cuidado!!!!

También agradecerles, la idea y el buen hacer que están haciendo con personas, por desgracia muy limitadas a la hora de poder disfrutar los días de ocio.

Share This