En el post de hoy, hablaremos sobre el peligro de volar drones en las playas.

Este verano, me encontraba tranquilamente, en una playa de la costa española, con mi familia, cuando en el horizonte, vi algo sobrevolando que venía hacia nosotros, era un dron!!!! No podía dar crédito a lo que estaba viendo.

La gente, maravillada, con el espectáculo,  no paraba de hacer fotos y perseguir con sus vistas a la aeronave.

La playa estaba hasta arriba de gente: niños, mayores…y entre la multitud asomaba el dron.

Me acerqué,  al piloto en cuestión y le dije que eso no estaba permitido, que era un peligro para todos los que  allí nos encontrábamos, me dijo que no pasaba nada qué sólo iba a estar un breve periodo de tiempo, le insistí en que era muy peligroso y que estaba prohibido, pero no se resistía a dejar de  ser el centro de atención.

La gente estaba anonadada con la aeronave, los niños, se situaban debajo de la misma, sin saber el peligro que corrían. En fin…un gran disparate!!!

La legislación prohíbe, literalmente, el uso de drones en lugares con aglomeración de personas, por lo que…¿ Hay algún lugar más “saturado” de gente que una playa española en pleno mes de agosto?, doy fe,  que esta, estaba llena!!!!

No pregunté, al individuo, si disponía de carnet oficial de piloto de dron, aún así, si lo hubiera tenido, no le hubiera eximido de una buena multa pecuniaria, aunque el desconocimiento de las mismas, es mayúsculo por parte de las fuerzas y seguridad del Estado.

Los peligros , al volar sobre la multitud,  son muchos. Las hélices  del aparato, pueden provocar múltiples accidentes si caen sobre una persona, debemos respetar los lugares donde no está permitido volar y ser cautos en los mismos.

Es muy bonito y apetecible irnos a la playa con nuestro dron, a pasar una tarde pero…nos puede traer consecuencias sin remedio.

Por no hablar del derecho a la intimidad que tenemos todas las personas, un dron puede llevar incorporada una videocámara y grabar con alta definición,  todos nuestros actos, esta acción también está penada por la  Ley.

Por favor, seamos cuidadosos con este tipo de acciones.  Un dron no es un juguete de corcho ni una cometa, es un aparato que necesita ser manipulado por manos expertas y preparadas y por supuesto, por persona que respeten la Ley.

Share This